¿Qué es una landing page y por qué es importante?

Marketing Digital

Las landing pages o “páginas de aterrizaje”, como indica su nombre, responden preguntas que tienen los usuarios en el momento en que “aterrizan” en una página web. Pero, ¿qué es una landing page en realidad y cómo nos ayudan a captar clientes?

Desde el punto de vista del cliente, una landing page ofrece la información que busca en un solo lugar. Desde el punto de vista del negocio, esta mejora la experiencia del usuario y aumenta las probabilidades de venta.

En este artículo encontrarás qué es y qué tipos de landing page hay. Además, descubrirás cómo diseñar una landing page que incluya estrategias de captación de clientes.

¡Allá vamos!

¿Qué es una landing page?

Una landing page es cualquier página de un sitio web a la que un usuario llega o “aterriza”.

En marketing, suele ser una página independiente de la página de inicio o cualquier otra, con un propósito único y específico.

Esencialmente, es un paso clave para que un visitante de un sitio web se convierta en cliente. En general, las landing pages logran esto mostrando algún tipo de oferta especial, información útil, o cualquier otro elemento valioso. A cambio, el usuario puede dejar sus datos de contacto, usualmente un correo electrónico.

¿Para qué sirve una landing page?

Una landing page puede redirigir a otra página, como una tienda online, con el objetivo de que el usuario concrete una compra.

También, pueden no ser tan directas y ser más tipo estrategias de captación de clientes potenciales. Estas suelen ofrecer elementos como un libro electrónico, una prueba gratuita, la participación en un sorteo o un cupo en un webinar a cambio de información de contacto.

¿Y cómo se logra todo esto? Pues es muy simple. El contenido de la página debe mostrar lo que le ofreces al cliente potencial, por lo cual debe ser contenido valioso y relevante. Esto debe estar acompañado por un call to action, es decir, un botón con una frase corta que guíe al usuario a tomar la acción deseada.

Una buena landing page convence a un cliente potencial de que vale la pena dejar sus datos personales a cambio de lo que ofreces. ¡Es por eso que pueden ser un imán para las ventas!

Tipos de landing page

Ya vimos que el objetivo principal de una landing page es convertir al usuario que llega en un lead. Sin embargo, existen distintos tipos de acuerdo a propósitos más específicos. Veamos algunos de ellos.

1. Página de inicio

Puede que ya te lo hayas preguntado. ¿Por qué molestarme en hacer una landing page si la persona llegará a mi página de inicio de todas formas?

Pues bien, es verdad que conseguir tráfico en tu homepage es genial. Sin embargo, es menos probable que se convierta en conversión, a diferencia de lo que podría pasar si el usuario llega a una landing page. Esto es porque la página de inicio presenta el sitio web e invita al usuario a navegar por distintas páginas. La landing page es más específica.

No obstante, es perfectamente posible tener una landing page estilo homepage.

En este caso, la landing page y la página de inicio tienen el mismo diseño y los mismos call to action. Entonces, con una buena optimización del contenido, tienes lo mejor de los dos mundos. Esto puede ser muy ventajoso ya que facilita la navegación por parte del usuario y a la vez se genera tráfico en la homepage.

2. Páginas de captación de leads

Están destinadas principalmente a recopilar clientes potenciales. Lo llevan a cabo mediante un formulario de recolección de datos.

Estas son muy versátiles, pero donde más se utilizan es en la mitad del embudo de ventas, es decir, la etapa de consideración.

La estrategia de captación de clientes que utiliza es presentar una “recompensa” a cambio de que el usuario la solicite por medio de un formulario. Esto puede ser una muestra gratis, un cupón de descuento, un e-book, etc.

Esta página, para que funcione, debe estar bien equilibrada. Es decir que lo que ofreces debe valer la pena para que el cliente esté dispuesto a ofrecerte sus datos.

3. Landing page click-through. ¿Qué es esto?

A diferencia de la anterior, una landing page click-through no utiliza formularios para captar leads.

Básicamente, esta página funciona como intermediaria entre un anuncio y la página donde se desea “llevar” al cliente. Por ejemplo, puede usarse para vincular un anuncio con un carrito de compras.

Solo contiene una explicación breve, concisa y persuasiva; y un call-to-action con un mensaje claro y directo. Este debe llevar al cliente al producto por el cuál mostró interés. Estas se usan mayoritariamente en tiendas virtuales.

4. Landing page viral

Su objetivo principal es crear conciencia de marca. Suelen contener enlaces al sitio web de una empresa, pero se presentan de forma sutil y discreta.

Aquí, el protagonista es el contenido. Puede contener texto, imágenes y/o vídeos, aunque eso no es lo más importante. Lo que importa es que el contenido sea interesante, informativo y/o divertido, lo suficiente como para que al lector le guste y comparta la página en sus redes sociales. 

Puede ser una herramienta muy potente si se consigue que los usuarios la compartan de manera masiva y hablen de ella, puesto que la marca se hace conocida.

5. Micrositio

Un micrositio es un sitio web sencillo y con el que es fácil interactuar.

Se crean para campañas específicas o con un objetivo particular de ventas en mente. Por ejemplo, pueden crearse para promocionar un evento, una película o un libro.

Técnicamente son un sitio web puesto que no hablamos sólo de una página, sino de varias. Sin embargo, se considera como un tipo de landing page por su propósito promocional específico.

Los visitantes suelen llegar a ellos por medio de anuncios en línea o por otros medios más tradicionales, como un anuncio televisivo o una valla publicitaria.

Tips para diseñar tu landing page

Ya sabes qué es una landing page, para qué sirve y los distintos tipos que existen. Llegó la hora de que diseñes la tuya propia. Por eso, en Chili queremos darte algunos tips para que tengas en cuenta en tu estrategia de captación de clientes.

¡Sigue leyendo!

1. No te conformes con sólo una landing page

Puede que pienses que tener sólo una landing page es suficiente. Y, para economizar aún más tus esfuerzos, ¡que sea tipo página de inicio! Bueno, esto es un error. 

Es conveniente tener múltiples landing pages puesto que cada una debe estar perfectamente adaptada a tus objetivos específicos, a cada etapa del embudo de ventas y a cada tipo de audiencia.

Tener varias landing pages será extremadamente beneficial para tu sitio web ya que aumentará tus posibilidades de concretar ventas.

2. No llenes tu landing page de links

Una landing page eficaz tiene el menor número posible de enlaces. Estos se complementan con una navegación fluida, que guía al visitante hacia el call-to-action.

Un exceso de enlaces en tu landing page sólo espanta a los usuarios sin generar conversiones. Capta su interés y su atención con un contenido llamativo. A su vez, agiliza la navegación hasta que realicen la acción que tú quieres.

3. Usa un formato atractivo

Esto es vital para que tu landing page genere conversiones.

Toda landing page debe seguir una estructura de título principal y varios subtítulos, que sean llamativos, atrayentes, claros y concisos. También es bueno que incluyas al menos una imagen relevante o un vídeo corto para darle más valor a lo que ofreces.

Otra buena idea es incluir elementos que aumenten la credibilidad de tu sitio web y hagan que el visitante sienta seguridad.

Por ejemplo, puedes exhibir reseñas, opiniones o certificados de seguridad. Y por sobre todo, si tu intención es conseguir leads, ¡no olvides agregar un formulario!

4. Crea contenido persuasivo

Lo que más llama la atención de un usuario al entrar a un sitio web son los títulos, subtítulos y botones call-to-action. Así que estos son los que deben ser tu prioridad a la hora de crear el contenido, ya que son los elementos más impactantes.

Pero no te confundas. ¡El cuerpo del texto también es importante! Así que no lo descuides y recuerda escribir información valiosa y relevante. No escribas solo por “rellenar”. Recuerda que un visitante se convertirá sólo si está realmente convencido.

5. Menos es más

No incluyas demasiadas ofertas, puedes llegar a marear al usuario. Una landing page debe apuntar a un único objetivo claro. Si instas a tus visitantes a realizar múltiples acciones, sólo logras un mensaje confuso y poco claro.

Evita distraer a los usuarios con demasiada información. Hay elegancia en la simplicidad, y una landing page eficaz debe ser el reflejo de este concepto en todos los aspectos: contenido, diseño y call-to-actions.

6. No solicites información que no es relevante

Pedir demasiada información puede asustar a los visitantes de tu landing page. En consecuencia, no querrán llenar el formulario que les muestres.

Es posible que muchos usuarios no se sientan cómodos proporcionando información personal. No importa si esto se pide con fines estadísticos. Es mejor mantener los formularios breves y solicitar lo justo y lo necesario.

7. Crea landing pages compatibles con dispositivos móviles

Es muy importante que todo tu sitio web esté optimizado para celulares, incluyendo tu landing page. Es más, es conveniente crearlas directamente para móviles en lugar de sólo optimizarlas.

¡Y listo! Con estos tips ya estás en condiciones de diseñar una landing page perfecta (o casi).

¿Qué te parecieron estos tips? ¡Cuéntanos en los comentarios!